CUIDADOS Y RECOMENDACIONES DE USO

 

Cadenas de Acero Quirúrgico

Las cadenas de acero quirúrgico común no necesitan de ningún cuidado especial. No se oscurecen, ni se oxidan, ni pierden su brillo. Son 100% hipoalergénicas.

 

Cadenas de Acero Quirúrgico Dorado

Las cadenas de acero dorado, son cadenas de acero quirúrgico común más un baño dorado muy resistente y duradero. La base del accesorio en acero quirúrgico común previene la oxidación. De todas formas, se recomienda no exponer a la humedad ni a perfumes. Si el producto se oscurece levemente, limpiar/lustrar a paño seco. No utilices pasta dental ni brillametales. Este tipo de baño no suele causar alergias, pero no es 100% hipoalergénico. 

 

Cadenas de Acero Quirúrgico Blanco

Las cadenas de acero blanco, son cadenas de acero quirúrgico común más un baño de plata 925 (quedando el plateado característico de la plata como acabado) La base del accesorio en acero quirúrgico común previene la oxidación. De todas formas, se recomienda no exponer a la humedad, jabones detergentes ni perfumes. Si el producto se oscurece levemente, limpiar/lustrar a paño seco o MUY suavemente con algún brillametal no corrosivo. No utilices pasta dental. Este tipo de baño no suele causar alergias, pero no es 100% hipoalergénico. 

 

Engarces de baño electrolítico de plata 

Aquellos engarces que acompañan la morfología de la piedra se bañan por electrólisis primero en cobre y luego en plata.

Se recomienda no exponer para nada a la humedad, jabones detergentes ni perfumes.

Si el producto se oscurece levemente, limpiar/lustrar a paño seco o MUY suavemente con algún brillametal no corrosivo. No utilices pasta dental. Este tipo de baño no suele causar alergias, pero no es 100% hipoalergénico. 

 

Engarces de alpaca

Los engarces de alpaca están realizados en forma 100% artesanal por joyeros. La alpaca es una aleación de zinc, cobre y níquel. Cuenta con un brillo excepcional. De todas formas, se recomienda no exponer a la humedad ni a perfumes. Si el producto se oscurece levemente, limpiar/lustrar a paño seco o MUY suavemente con algún brillametal no corrosivo. No utilices pasta dental. Este tipo de material puede causar alergias. Es por ello que lo utilizamos en collares de más de 60 cm de largo, dónde se supone tendrá contacto con la indumentaria y no con la piel.

 

Cristales

Es importante que sepas que los cristales absorben energía. Desde los procesos de extracción, pasando por la clasificación y el transporte hasta llegar a la venta, los cristales son manipulados por distintas personas. Mientras los accesorios con piedras se encuentran en stock y/o exhibidos se realizan sahumados periódicos para conservar su energía neutra. 

 

Una vez adquiridos, es esencial limpiarlos para que reciban la nuestra. Para conocer más acerca de estas prácticas podés ver nuestras historias destacadas en nuestra cuenta de Instagram “LIMPIEZA” https://www.instagram.com/stories/highlights/18125278819072273/ 

 “RECARGA” https://www.instagram.com/stories/highlights/17853121505031682/

Se recomienda que la única persona que los manipule sea aquella que ha establecido un vínculo con el cristal y/o la ha intencionado con un propósito.

 

Lo anterior, corresponde al método de limpieza espiritual. Ahora te presento, el método físico. No todos los cristales se pueden limpiar superficialmente con agua, es por ello que también existe la posibilidad de limpiarlos suavemente a brocha o cepillito.

 

Piedras que no se limpian con agua: Ámbar, Angelita, Calcita, Cianita, Coral, Crisocola, Fluorita, Lapislázuli, Jaspes Oceánicos, Kuncita, Magnetita, Malaquita, Moldavita, Rodocrosita, Selenita, Serpentina, Turmalina y Turquesa.

    

Si bien los cristales, tienen durezas variables, son artículos sumamente frágiles. Se recomienda no exponer a golpes o a tratamientos bruscos.

 

Según la gemoterapia, es sabido que la sobrecarga energética y/o la falta de limpieza espiritual de un cristal puede causar roturas. 

 

Si tu cristal se rompió, lo mejor es devolverlo a su origen. Enterralo en una maceta, cantero o en tu jardín.